Skip to content

Seguridad cibernética: protección frente a los ciberataques

< >

A medida que evoluciona el entorno de las amenazas cibernéticas, también debe desarrollarse la protección frente a dichas amenazas. Con la aparición de los ataques dirigidos y las amenazas persistentes avanzadas, queda claro que es necesario utilizar un nuevo enfoque de seguridad cibernética. Las técnicas tradicionales simplemente ya no resultan adecuadas para proteger los datos frente a los ciberataques.

Las amenazas persistentes avanzadas (APT) y los ataques dirigidos han demostrado su capacidad para penetrar en las defensas de seguridad estándares y permanecer ocultos durante meses mientras sustraen datos valiosos o llevan a cabo acciones destructivas. Muchas de las empresas en las que confía son algunos de los objetivos principales: instituciones financieras, organizaciones sanitarias y grandes minoristas, entre otros.

En 2011, PC World detectó un aumento del 81% en los ataques de hackers avanzados y dirigidos a equipos y, según los resultados de una investigación de Verizon en 2012, se alcanzó la asombrosa cifra de 855 incidentes de seguridad cibernética y 174 millones de registros atacados.

Según el estudio Ponemon sobre los costes de la ciberdelincuencia en Estados Unidos realizado en 2012 con 56 grandes empresas, se producen 1,8 ataques con éxito en cada organización a la semana, lo que conlleva un coste medio en ciberdelincuencia de 8,9 millones de dólares por organización.

Estos ciberataques son:

  • Sociales: dirigidos a personas específicas con ingeniería social y malware avanzado.
  • Sofisticados: aprovechan vulnerabilidades, aplican controles de puerta trasera, roban y utilizan credenciales válidas.
  • Sigilosos: se ejecutan en una serie de sigilosos movimientos indetectables para la seguridad estándar o se ocultan entre miles de registros de eventos recopilados diariamente.

 

Con el rápido incremento de esta actividad delictiva cibernética, ¿qué medidas de seguridad se pueden tomar?

La solución ideal pasa por interconectar toda su infraestructura de seguridad en una defensa personalizada y adaptable, ajustada a su entorno particular y a sus atacantes específicos. Esto le permitiría no solo detectar y analizar estos ataques, sino también combatir a los atacantes.

Nuestra solución Network Defense es una plataforma de protección frente a amenazas especializada que supervisa la red para detectar malware de día cero, comunicaciones maliciosas y comportamientos de ataque que resultan invisibles para las defensas de seguridad estándar.

Ejecuta código sospechoso en un entorno seguro y controlado que se puede optimizar para el rendimiento y configurar para eludir las técnicas de los hackers que buscan soluciones para el aislamiento de procesos.

Le ayuda a definir el riesgo, el origen y las características del ataque. Además, proporciona información práctica de forma exclusiva que permite contener y solucionar el ataque y, posteriormente, adaptar y reforzar su protección frente a otros ciberataques.

Nuestra solución es la única que ofrece un ciclo de vida completo para gestionar las amenazas dirigidas y las APT:

  • Detecta malware, comunicaciones y comportamientos invisibles para las defensas estándar.
  • Analiza el riesgo y las características del ataque y el atacante.
  • Adapta la seguridad automáticamente para proporcionar protección.
  • Responde gracias a la información necesaria para contrarrestar atacantes específicos.

Redes sociales

Conecte con nosotros en